Carnaval Villanovero

El Carnaval ha derrochado un sinfín de imaginación a lo largo de la historia de Villanueva de la Reina, tanto en la confección de los disfraces como en la elaboración de unas letras acordes con los tiempos que vivían, ya que indudablemente no era lo mismo cantar en el año 1935 que en los albores de la democracia.

Haremos un acercamiento histórico del Carnaval y de las distintas agrupaciones que se dieron a conocer.

Año 1925 (Murga de Francisco el Caminero)
Era una comparsa compuesta solo de hombres. Una de sus letras decía:
Catalina es una niña muy coqueta,
orgullosa por demás
tiene 15 abriles que es una preciosidad;
pasaba el tiempo y se aburría
y sin poder encontrar,
dentro de su casa una pieza
y ellos dos solitos poderla bailar.
Pero al saltar un barranco,
la chiquilla se cayó,
el novio se quedó blanco
al ver lo que se le vio.
No te muevas Catalina,
te lo pido por favor
que he visto una madriguera
y he visto un gazapo
que vaya por Dios.
Año 1932. Comparsa de Juan “el de la Lagarta y su madre”
Señor alcalde de Villanueva,
Don Pedro Blanco también Jimena
con permiso de la autoridad
venimos alegres sea enhorabuena,
Don Pedro Blanco también Jimena.
Hemos venidos estas mozitas
por darle gusto a las señoritas,
como sabemos su voluntad
sus 10 pesetas nos ha de echar.

A raíz de esto el alcalde donó 5 pesetas
Año 1935. Comparsa de Juan “el de la Lagarta y su madre” (vestían con faldas del color de la bandera republicana)La canción la compusieron a raíz de ingresar en la cárcel de Andújar tras la denuncia del Inspector de Villanueva. Cuando llegaron a la ciudad iliturgitana, donde actuaban ese día, fueron detenidos.
La comparsa de los Pichis
la querían echar de Andújar
porque ha escrito una carta
diciendo que era del cura.
Y esto sí que no es verdad
que somos republicanos
fijarse en el delantal.
Esta carta la ha escrito
el señorito Florentino
diciendo que es Inspector
de este pueblo tan cochino.
Florentino, Florentino,
mal lo vas a pasar
como a los presos de Andújar
no le des la libertad.
Año 1940. “Isabelica la Lagarta y su hijo Felipe”
La comparsa de Juanito
viene con mucha alegría,
de comerse un borrego,
de casa de “Ana María”.
De casa de “Ana María”,
con muchísimo salero,
que se lo hemos comprado
al señor Manuel Cantero.

En aquel tiempo el Carnaval estaba censurado y esos días de fiesta popular era normal que más de una máscara acabara en el arresto municipal o en el cuartelillo de la Guardia Civil, pero al tener tanto arraigo resistieron a la censura.
De esas fechas han llegado protagonistas del Carnaval como: “Martinillo el de las Avellanas”, “Antoñico Ramón”, “María la Pita”, “La Barraquita”, “Elvira la Pijona”, “Isabel la Cabrera”, “Angel el Municipal” y “La Chafandina”, entre otros.
En el año 1945 se formó la murga “Los Macarrones”, dirigida por Faustino Ramírez Céspedes.
Niñas soltar las costuras
y asomarse a los balcones,
que en tu puerta se ha parado
la murga “Los Macarrones”.
Luis no ve ni gota,
Felipe es un melón,
Policarpo es un borrico
y el Janquico es guasón
y el director de esta murga
tiene tipo maricón.
Tururú, tururú, tururú.

Aquí tenemos a Poli
tocando ese pito raro,
dice que es un acordeón
“desos” de doble teclado
la otra noche ensayando
se le partió dos lengüetas,
lo cogió de la correa
y el pito se lo echó a cuestas
todos nos reímos
de ver lo ocurrido
que el pito del Poli
se le había partido
y él muy serio dice:
Aquí no ha “pasao” “ná”,
si el pito se me ha roto
mi novia me lo arreglará.

En la plaza del “Altozano”
una niña se cayó,
y yo me quedé asustado
de ver lo que se le vio,
un cucurucho con barba
que no llevaba bastón,
le dije que si quería
uno que llevaba yo.
Y la niña me contesta:
vaya un tío cobarde,
pues mi novio tiene uno
con dos bolas, que es el alcalde.

Una noche de tormentas
yo no podía dormir
porque sentía en mi cuarto
cómo una silla crujir.
Me levanté de la cama
y hasta el comedor salí
y vi dos novios muy juntos
le dije qué hacéis aquí,
como está lloviendo
me ha “dao” compasión,
y aquí le he metido
en este rincón.
Como está lloviendo,
la noche tan oscura
a tientas le estoy metiendo
la llave en la cerradura.
Las niñas del Santo Cristo
todas son muy hacendosas,
pero cuando sienten un tren
ya han tirado “toas” las cosas,
todas cogen sus cacharros
y marchan “pala” estación
a decirle al maquinista:
deme usted agua por favor,
hoy no puedo daros,
porque traigo poca
y si os la doy
me quedo sin gota
y la niña dice:
¡vaya un tío mingarro!
ya vendrá otro maquinista
que me llene mi cacharro.
Ya ha llegado el maquinista
que con ansias lo esperaban
las niñas del Santo Cristo,
para que le diera el agua,
tanto se quiso acercar
con el cubo hacia el furgón
que el maquinista sin querer
a la niña la manchó.
La mancha crecía,
ella se miraba,
se descomponía,
al verse manchada
la madre preocupada.
¿Niña que te ha pasado?
Que por ir al tren a por agua
el maquinista me ha manchado.
Año 1949. Angel Rodríguez Sicilia dirigía la comparsa “Los Formales”.
La comparsa “Los Formales”
todos somos muy parejos,
menos el hijo del Sacristán,
Borreguito y el Alejo,
también llevamos a Pollico
y al hijo de Chafandín,
de mala sombra que tiene
nos va a derretir.

Las niñas de hoy en día
todas se lo han creído,
que con el tío de la vía
no van a espinzar más lino,
conocemos a una niña
que a su novio le decía:
vámonos a tomar el sol
al terraplén de la vía.

La otra noche ensayando
veréis lo que ha pasado,
que el encender un carburo
más de un niño se ha asustado
unos tiraron para el cuarto
y otros para la escalera
y los que estaban tocando
se metieron en la alacena
y al pobre del director
le ha tocado el perder,
que se ha quemado la nariz
y las pestañas también.

Hasta el año 1982 no se volvería a normalizar el Carnaval en Villanueva de la Reina y poco a poco fue aumentando el número de grupos participantes en la fiesta de Don Carnal, hasta 1998 que de nuevo empezó el declive.
Desde unos años a esta parte el carnaval ha vuelto a sus mejores tiempos gracias a la implicación de los jóvenes.
Año 1982. Comparsa “Mis terrores favoritos” Esta agrupación fue la primera de la nueva época del carnaval.
Somos la murga de mis terrores,
que en la tele “tos los lunes nos verán,
con mucho miedo, mucha tragedia,
todos los niños ya se tienen que acostar.
Los matrimonios que miedo pasan,
y en la cama muy juntitos dormirán,
ya no se mueven, ya no retozan,
y en sus sueños a la momia ya verán.
El Frankestein toca la guitarra
y una bruja tocando está el laúd,
el jorobao la armónica toca,
el Drácula la pandereta,
y el hombre mono va y se la sujeta.

Pasarela, pasarela, que la río has de llegar,
pasarela con el tiempo muchas uvas han de robar.
Porque llegará el verano y allí se las tirarán,
tirarán, tirarán, con el tiempo se verá,
los melones, las sandías y los críos que saldrán.
Los del paro, los del paro, mucha prisa se han de dar
como siga así lloviendo el río se los llevará,
ni molones, ni conejos, ni chiquillos ya saldrán.
Campo, campo, campo fútbol,
en el pueblo Villanueva un estadio van a hacer,
para que las niñas buenas, las pelotas vean correr,
ni “Cacharre” ni la “Evo” ni los “Merguis” jugarán,
jugará un equipo nuevo que “Cazurra” elegirá,
elegirá, elegirá con buen ojo, elegirá,
con su chaqueta de pana y su ojo artificial.
Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone